30 jun. 2011

[Italia] Policía ataca brutalmente los manifestantes NO-TAV


Ayer la policía italiana ha atacado a los manifestantes acampados en la Val di Susa en contra de la construcción de una nueva linea de trenes de alta velocidad para conectar Turín con Lyon.

Si los trabajos para la construcción de la TAV no empiezan dentro del el 30 de junio de este año la Comunidad Europea no dará los 671 millones de euro destinados a la construcción de la parte internacional de la línea de ferrocarril.

Pero 671 millones de euro no son nada si se considera que la obra tiene un coste de 15mil millones de Euros que tendrán que pagar los ciudadanos italianos y las futuras generaciones.

El proyecto de la TAV es otro ejemplo de como los políticos favorezcan obras inútiles e impopulares, cuyos costes son insostenibles y pagados con dinero público y cuyos beneficios se quedan en las manos de pocos corruptos.

Todo esto sin considerar el desastroso impacto ambiental que tendría la linea de alta velocidad en una de las pocas zonas naturales todavía existentes en esta parte del país y los consecuentes daños a la salud de la población que vive en el val.

Los ataques de ayer han sido brutales, el pueblo anti-tav ha sido atacado con lacrimógenos y porrazos, perseguidos por los bosques y en fin detenidos. En este escenario de terror las excavadoras empezaban su incesante trabajo de destrucción del bosque.

Las siguientes argumentaciones contra la TAV se han obtenido a través de más de 20 años de estudios e informes producidos por profesores universitarios y expertos de economía de los transportes, arquitectura financiera, ingeniería ambiental, naturalistas, geólogos, agrónomos, médicos y jueces.

Decimos NO a la TAV porque sería una obra:

INUTIL porque no justificada por razonables previsiones de tráfico de mercancías y pasajeros.

COSTE INSOSTENIBLE totalmente pagado con el dinero público y proyectado sobre las futuras generaciones, malgastando aún más los recursos destinados a la instrucción, sanidad, jubilaciones y estado social.

La obra favorece el crecimiento de las insanas relaciones entre partidos-emprendedores-mafias: un cáncer italiano que las ‘grandes obras’ alimentan.

Tendría un impacto desastroso sobre el territorio afectado, comprometiendo de forma irreversible los recursos naturales y la salud de las y los habitantes de la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada