29 sept. 2010

[Burgos] ¡Por una Huelga revolucionaria y Salvaje!

6

Texto de la Asamblea Autónoma de estudiantes repartido en la UBU.
La nueva universidad que se planta ante nuestras narices no es más que la antesala del matadero laboral, el nuevo espacio europeo de educación superior recién aprobado lo ha dejado claro: los estudiantes ya no son calificados como entes pensantes, sino como piezas laborales, lo que priman son los incentivos económicos, la especialización y la competitividad; si quieres un buen puesto de trabajo, sé un buen subordinado, acata ordenes y agacha la cabeza ante las humillaciones.

El mundo laboral es exactamente lo mismo: asume la explotación día a día, tu tiempo invertido en trabajo jamás te lo devolverán, tu vida está atada a su dominación. La educación paso a paso va modelando al ser de manera que lo convierte al final de su preparación en el subordinado poco pensante que el mercado laboral necesita en esa pieza que cuando se estropea o se mueve demasiado será rápidamente, en un visto y no visto, recambiada.

Todo está absorbido por el mercado: cuantas más piezas preparadas, mayor mano de obra adoctrinada. Pero ha llegado el momento de plasmar nuestra rabia, de decir hasta aquí hemos llegado, se acabó, no queremos tragar más, sabemos lo que hay y no lo aguantamos, la mierda lo ha ensuciado todo.

El 29 de septiembre de 2010, los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, han convocado una huelga contra la reforma laboral exactamente 20 días después de que fuese aprobada, es decir, sin posibilidad alguna de cambiarla. Esta huelga está convocada tarde y mal; parece hecha casi aposta para que sea un fracaso, y eso es lo que será.

A pesar de esto y en vista de cómo pinta el panorama, nosotrxs, como tantxs otrxs, creemos que la única forma de aprovechar la convocatoria de huelga general del 29-S es convertirla en un punto de partida para empezar a cambiar la situación a la que nos han llevado todos estos años de conformismo, comodidad y dejar hacer a los sindicatos. En nuestra opinión, en primer lugar deberíamos arrebatarles a los sindicatos la huelga del 29-S y recuperarla para los trabajadores, los parados, los estudiantes, etc.

Esta huelga la vemos necesaria porque estamos hartos de conformarnos con las migajas, hartos de la explotación diaria, de las órdenes, de las subordinaciones, de las jerarquías… La universidad no es más que la antesala de nuestra manipulación de cara al mercado competitivo, todo lo que haces y te hacen hacer se reproduce idénticamente en el trabajo, volverás a ser dominado, subordinado, pisoteado mientras te hacen a su antojo.

Por ello con esta huelga pretendemos acabar con la cotidianidad que todo lo llena. ¡Basta de líderes y obligaciones! No queremos que la huelga se convierta en un día festivo más en nuestras vidas; queremos hacer de la huelga ese instrumento que nos haga salir a las calles, autoorganizarnos, compartir experiencias. Queremos una huelga indefinida y revolucionaria. No queremos un día de vacaciones, no queremos protestar pidiendo un mejor trabajo o unas mejores condiciones, deseamos aferrarnos a la vida, acabar con todo, romper barreras y paredes, plantarnos en las calles con nuestrxs compañerxs, sentir y experimentar la libertad, perder el miedo a no tener quien nos guíe. Con igual sentimiento soñamos con derribar los muros que encierran el conocimiento, para plasmarlo en la calle y hacerlo de todxs.

Es el momento de plantar cara a las desigualdades y las imposiciones. Debemos autoorganizarnos. La huelga no debería quedarse en ese día “puntual”. Es el momento de dejar claro que se acabaron los cumplidos. O con nosotrxs o contra nosotrxs, ya basta de palabras vacías y falsas sonrisas. Estamos hartos de esta mierda que nos vendéis como buena. Queremos sentir la libertad de verdad, no queremos invertir nuestro tiempo en vuestras fábricas, queremos llenarlo de experiencias, de conocimientos, de igualdad, de alegría…

Saldremos a las calles para plasmar nuestro odio hacia la monotonía que nos hacéis sentir cada vez que salís en la tele o en la prensa. Cada vez que abrís la boca nos obligáis a sentir cada vez más odio. Pero la huelga se convertirá en indefinida e incontrolada. Se convertirá en nuestra arma. Llegó el momento de que sintáis lo que es el miedo.

¡Por una huelga revolucionaria y salvaje!

LUNES 27 DE SEPTIEMBRE A LAS 13 H. EN EL HALL DE HUMANIDADES
29 DE SEPTIEMBRE HUELGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario