12 may. 2011

[Grècia] Nueva huelga general de 24 horas

Lxs trabajadorxs de Grecia han vuelto a declarar una huelga de 24 horas con la que pretenden paralizar la actividad del país. Dentro de un marco de fuerte tensión social, surge en respuesta a las intenciones del ejecutivo heleno de adoptar nuevas medidas de austeridad con las que pretende recaudar 76.000 millones de pavos en un plazo hasta el año 2015 (que obviamente, tenemos que pagar nosotrxs, el pueblo y no ellxs, que siguen amasando más fortunas) obedeciendo los designios del Fondo Monetario Internacional que le pide, a cambio de su rescate financiero (rescate = terminar de someter la economía a sus caprichos) duras reformas sociales que continúan la estela que dejaron el relativamente reciente recorte de un 10% en gasto público o la congelación de las pensiones.

En un ambiente política y social de estas características la Confederación de Trabajadorxs de Grecia y el Sindicato de Funcionarixs Civiles convocaron un nuevo paro general, que vendría a ser el segundo del año y el doceavo si contamos las huelgas del pasado 2010. Entre duros enfrentamientos con la policía y disturbios en Atenas a las afueras del parlamento y manifestaciones sindicales de un tono más pacífico, Grecia se paralizó nuevamente con una increíble respuesta que dejó al país con más de 100 vuelos tanto de entrada como de salida cancelados además de una cantidad de papeleo considerable al no tener más remedio que modificar decenas de horarios debido a la participación de lxs controladorxs en la huelga que se pasaron cuatro horas sin dar palo al agua (imagináos lo que puede pasar si en vez de cuatro horas disfrutando de la vida contra el mecanismo de la élite, lo hacemos durante cuatro días, o cuatro semanas. Ahora habladme de utopía). También se ha paralizado el transporte por mar a las islas griegas y a Italia. También se han visto afectados todos los servicios administrativos, la sanidad y el sector educativo que han quedado paralizados totalmente o bien funcionando bajo servicios mínimos.

Según fuentes policiales, en la ciudad de Atenas desfilaban hoy alrededor de 20.000 personas gritando consignas como "¡que la crisis la pague la plutocracia y no el pueblo!" mientras portaban pancartas alusivas a las injustas políticas del gobierno, que le lame el culo al FMI por unas migajas de la miseria.

Un funcionario de la empresa de ferrocarriles declaraba a la prensa: "No dejaremos que nos roben el pan de nuestros hogares y que reduzcan el personal en las empresas". La empresa de los ferrocarriles es una de las muchas empresas que se enfrenta ahora a un salvaje recorte de plantilla y su respuesta a la huelga ha sido sin duda ejemplar.

Algunos comercios particulares y tiendas del centro de la capital griega si han abierto con total normalidad aunque al paso de la manifestación general, muchos de ellos cerraron las persianas para impedir que se repitiesen sucesos como los que tuvieron lugar el pasado año cuando un grupo de manifestantes del KKE (partido comunista griego) arrojó cócteles molotov contra un banco, falleciendo tres personas asfixiadas (eso les pasa por esquirolear, ni más ni menos, aunque tampoco está justificado pues no cuesta tanto entrar antes al banco) y pese al llamamiento de huelga emitido por la Unión de Empleados Bancarios, algunos bancos privados también han hecho jornada laboral, si bien han contando con mucho menos personal del habitual. Luego se extrañan de que les tiremos piedras, es que se lo buscan, joder.

Conviene destacar que pese al evidente carácter reformista y contrarrevolucionario de algunas reivindicaciones (como la de este hombre, que sólo pide unas mejores condiciones laborales sin cuestionar la maquinaria social imperante de la cual derivan todas las injusticias), desde primeras horas del día un grupo de encapuchadxs atacó a pedradas a la policía en los aledaños del edificio del parlamento, formando barricadas y sosteniendo varios enfrentamientos con las fuerzas del orden que según informan lxs empleadxs de las ambulancias (que sí tuvieron que ir a currar, vaya por Dios) habrían tenido como consecuencia 2 policías hospitalizados (los hospitales se cuentan entre los servicios mínimos, atendiendo sólo casos de emergencia y posponiendo las operaciones e intervenciones más regulares) y con heridas de diversa consideración y algún trastorno por ingesta de gases pues una vez más, la policía usó granadas de gas lacrimógeno para dispersar las revueltas. Así mismo, se contabilizaron unxs doce manifestantes heridxs que a su vez fueron trasladadxs a hospitales locales para reconocimiento médico y unas 24 personas detenidas cuya situación se desconoce por el momento.


Pese a las detenciones y los incidentes, el sindicato de funcionarixs Adedy se mostró satisfecho con el espíritu y la participación de las masas en una jornada de protesta que además, coincidió con el aniversario de la fecha escogida para introducir los primeros recortes en la vida cotidiana griega.

"La gente ha demostrado su profundo descontento y su preocupación por el nuevo paquete de medidas que el gobierno pretende implementar", declaraba Sotiris Xenadys, portavoz de Adedy.

Este paro general, que por cierto al igual que el anterior de este año también ha incluído a lxs periodistas (de ahí el apagón informativo y la poca información de la que se dispone), se produce como ya he dicho en un contexto de fuertes tensiones tras la aparición en la prensa a lo largo de los últimos días de artículos donde se habla de la "necesidad" de Grecia de un nuevo rescate millonario. Esto ha provocado la ira de unas gentes que ven como cuanto más trabajan, más tienen que pagar por todo mientras lxs banquerxs, lxs empresarixs, lxs políticxs y en general, la puta Europa del capital, se siguen llenando la boca con discursitos de falsa solidaridad mientras amasan más fortunas.

Mientras hoy cientos de miles de trabajadorxs de las ciudades de todo el país demostraban su descontento en las calles (ya fuese con pancartas y multitudinarios paseos de buen rollito o a pedradas y coctelazos contra los escudos humanos de este orden social suicida), el consejo de ministrxs se dedicaba a hurdir el espectáculo, encerradxs en una reunión para revisar las nuevas medidas, en las cuales se incluye la privatización de empresas estatales además de otra serie de medidas que inciden en el sector público, como por ejemplo reducir la plantilla en unas 30.000 personas y/o alquilar o vender gran parte de la propiedad inmobiliaria del Estado.

Se planteó también un plan de freno a la evasión de impuestos, que representarían hoy un total aproximado del 30% del producto interior bruto (PIB), con lo que se pretende recaudar otros 12.000 millones.

Las reformas serán tramitadas en el parlamento el próximo 18 de Mayo.

En fin, una vez más, España queda como la vanguardia revolucionaria ¿eh?, así da gusto. El mismo Durruti estaría orgulloso oigan. ¡Menuda puta vergüenza de país y de población!, ¿a qué esperáis?, ¿al paro?, cuando estéis en paro ¿qué haréis?, ¿a quién culparéis de vuestra desgracia?.

Basta ya de manis simulacro, basta de paseos de un día como sonrientes ovejas dirigidas al matadero por el pastor de los bancos y las economías neoliberales. Basta ya de buen rollito. Este país tiene un déficit de hostias muy preocupante y va siendo hora de recordar a esa escoria quiénes han producido sus beneficios.

Porque no tiene sentido ya culpar a lxs políticxs, a lxs economistas, a lxs empresarixs y demás carroñerxs similares de nuestras desgracias. Cada persona es una cárcel y el miedo o su miserable comodidad pequeño-burguesa, son las cadenas que atan su rabia.

Es hora de arrojar nuestros deseos al abismo y saltar, sin evaluar la altura, sin mirar abajo y sin mirar atrás. Es hora de que esxs bastardxs nos teman, es hora de que sus bancos no sean más que la humeante reminiscencia de la enfermedad del capitalismo.

Me cago en todxs lxs civilizadxs progres de mierda que seguís sin ver la rabia, que seguís atemorizadxs de tomar el control de vuestras vidas. Salgamos de los ghettos, ¡okupemos la calle!.

En el abismo de lxs bárbarxs las hogueras arden cada vez con más fuerza. Esta es la resistencia que daban por muerta. Estamos en guerra, en guerra contra el futuro que nos habéis obligado a padecer, en guerra contra el presente que nos habéis robado, obligándonos a vivir un ayer-mañana, forzando deseos comerciales que sólo convierten nuestro ahora en un automatismo servil y muerto. Estamos en guerra contra vuestro orden, contra vuestra verdad, contra vuestro maldito mundo enfermo, contra vuestra ética, contra vuestro Dios, contra marido, patria y partido. Volveréis a tener miedo a la oscuridad, nuestros sueños serán vuestras pesadillas.

Porque si no eres tú, ¿quién?.
Porque si no es ahora, ¿cuándo?.
Porque si no es aquí, ¿dónde?.

Y para cerrar esto os dejo con un poco de rap incendiario.

Adelante la huelga salvaje, indefinida y general.
Viva Grecia libertaria y antiautoritaria.
¡¡VIVA LA ANARQUÍA!!.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada