13 feb. 2011

[Cabanyal] El Ayuntamiento de Valencia denuncia un ataque a su sede

Las cámaras de seguridad instaladas en la sede de la empresa pública Sociedad Cabanyal 2010 han registrado los actos vandálicos de dos individuos encapuchados que sellaron con silicona la cerradura y con hormigón la arqueta donde se encuentra la llave de paso de agua del edificio.

El primer teniente de alcalde, Alfonso Grau, ha mostrado a los medios estas imágenes, que fueron grabadas en la madrugada del pasado 4 de febrero en la calle de la Reina, frente a la sede de Sociedad Cabanyal 2010.

En un comunicado, Grau ha mostrado su repulsa y su indignación ante estos hechos, que no se producen por primera vez, según ha afirmado.


"Éstos son los ciudadanos amables, no violentos, con los que colaboran quienes se oponen a todo el proyecto de El Cabanyal-Canyamelar", ha añadido.

El edil ha explicado que al hacer público este documento gráfico, "se corre el riesgo de que se desate la tentación de romper las cámaras", pero si esto ocurre, "demostrarán de nuevo su innegable talante democrático", ha ironizado.

En anteriores ocasiones estas mismas oficinas fueron objeto de pintadas y lanzamiento de globos llenos de pintura, e incluso se llegó a tapiar la entrada, hechos que han sido denunciados por el Consistorio.

"No se trata de actos aislados", ha explicado el concejal, quien ha añadido que "cada uno, cada persona o colectivo, se junta con quien quiere, pero debe hacerse responsable de ello".
'Salvem' se desmarca

La plataforma vecinal Salvem el Cabanyal ha negado cualquier responsabilidad en el sabotaje de las oficinas de Sociedad Cabanyal 2010 y ha reclamado diálogo al PP, partido que "dirige la administración local y autonómica".

"No tenemos nada que ver con los hechos denunciados por Grau y además son contrarios a nuestro modo de actuar", han asegurado las mismas fuentes.

Asimismo, han considerado que "las palabras de Grau parecen más bien un arrepentimiento de sus palabras de ayer, en las que se mostraba dispuesto a dialogar para solventar el conflicto del Cabanyal, y un intento de tapar la noticia de una posible solución".

En referencia al conflicto generado en torno a la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, este colectivo ha recordado que está abierto al diálogo "y a participar en todas las iniciativas para encontrar una solución al problema".

"Trabajamos por un planeamiento urbano que respete a las personas y al patrimonio, y si hasta ahora no ha sido posible encontrar un lugar en común con el PP, que es el partido que dirige la administración pública local y autonómica, creemos que cualquier momento es bueno para superar el conflicto", han añadido.

"Nos sentimos unidos a los que defienden el diálogo, las soluciones consensuadas, la participación ciudadana y una metodología moderna de entender la planificación urbana", y han citado expresamente a Compromís, Esquerra Unida, Bloc, Iniciativa y PSPV-PSOE


Vídeo de l'acció a la pàgina web del Mundo

----------------------------

Las provincias – Valencia 19-1-2011

El Ayuntamiento corta la luz y agua de 81 casas del Cabanyal para evitar más okupas
La Policía Local e Iberdrola desconectan 21 tomas fraudulentas de electricidad de la vía pública en la calle Progreso y San Pedro


19 de las 81 casas adquiridas en 2010 son fruto de un proceso de expropiación
A pesar de la paralización del plan del Cabanyal ordenada por la ministra González-Sinde, el Ayuntamiento de Valencia ha logrado comprar a lo largo de 2010 un total de 81 inmuebles en la zona afectada por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez. Como el bloqueo al proyecto municipal de la ministra de Cultura impide realizar los derribos de las viviendas que va adquiriendo el Consistorio, la empresa Plan Cabanyal-Canyamelar SA (antes denominada Cabanyal 2010) se ha visto obligada a tomar medidas preventivas para evitar la ocupación ilegal de los inmuebles. Además de tapiar las puertas de acceso con hormigón en vez de ladrillo -para evitar la patada en la puerta- también han tenido que cortar de inmediato las tomas de luz y agua potable e incluso retirar los sanitarios para cortar por lo sano con la ocupación ilegal de viviendas.

«Antes de que González-Sinde hiciera efectivo el bloqueo del plan municipal, la empresa que gestiona la adquisición de las casas del Cabanyal afectadas por la prolongación, tramitaba los permisos de derribo tras la compra y se tiraban de inmediato, pero como ahora está todo paralizado, pues no se ha podido derribar y tenemos que garantizar que no entre nadie en la propiedad», explican desde el Consistorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada