10 feb. 2011

[Manresa] Una victoría, sigue el combate

Jose Luis consigue frenar la subasta de su casa irrumpiendo en el juzgado una teintena de personas

Hoy hemos conseguido todos una victoria. Y digo todos porque la lucha de José Luis no es individual. Es la lucha de los ciudadanos contra el poder otorgado por el dinero. Un poder ilegítimo porque se basa en la desigualdad: Tanto tienes, tanto eres. La victoria es que el juez del juzgado nº 2 de Manresa ha suspendido la ejecución de la hipoteca de José Luis Burgos. Esta mañana acudieron a dicho juzgado una treintena de personas junto a José Luis en solidaridad con él. Ante el revuelo organizado el juez requirió a José Luis toda la información que portaba sobre su situación. Tras estudiarla dictaminó suspender la subasta y conminó a los abogados del Banco de Santander para que presentasen detallada documentación sobre el caso, incluido el seguro vida suscrito por José Luis y que, pese a todas las peticiones realizadas, el Banco de Santander jamás entregó. Una gran aclamación se produjo en el interior del juzgado. El juez mandó desalojar la sala y todos los acompañantes de José Luis tuvieron que identificarse ante los mossos que habían acudido.

Hoy hemos conseguido una victoria y debemos felicitarnos por ello. Pero este enemigo es muy poderoso. El combate va a seguir. Como decía antes, el poder que tienen se basa en el dinero. Dinero con el que contratan los mejores abogados, con el que condicionan leyes y controlan medios de comunicación. Los ciudadanos solo tenemos un arma, pero es poderosa, la solidaridad. La mejor arma para vencer al miedo y para sentirnos llenos de razón y dignidad. La lucha de José Luis no es por un interés egoísta. Es nuestra lucha. La de todos los que decimos basta a seguir doblando la cabeza ante la arrogancia de los poderosos.

El lunes por la noche, ante la sede que en el Paseo de Gracia tiene el banco agresor, otras solidarias escenificaban con una performance fantasmal, metáfora del estado de espíritu social que nos rodea.

Esta es una victoria en un combate, pero sigue la batalla. No lo olvidemos.



Tras una huelga de hambre de 24 días, ha conseguido suspender la subasta de su vivienda

En huelga de hambre porque el Banco Santander embargará su vivienda a pesar de haberle estafado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada