6 feb. 2011

[Textos] Por qué deberías comenzar una Red de Solidaridad

Por todo EEUU, de hecho, las organizaciones anarquistas con las que había trabajado podrían resumirse así: sin rumbo.

Tenían objetivos vagos. No tenían metas inmediatas ni apreciables. De hecho, si preguntabas a la mayoría de ellos lo que estaban haciendo, no estoy seguro de que pudieran dar una respuesta clara.

¿Suena familiar?

Se trata de problemas crónicos del movimiento anarquista actual, y si mi experiencia es un indicador, tú probablemente te has encontrado con problemas similares.

Hay, sin embargo, un modo de evitar estas cosas: con perseverancia y un poco de esfuerzo, puedes comenzar tu propia red de solidaridad.

Aunque de ningún modo este modelo ofrece la única solución a esos problemas tan comunes, la red de solidaridad, no obstante, ofrece algunas ideas prácticas y ejemplos de cómo podemos:

  1. Ganar luchas contra nuestros jefes y propietarios.
  2. Atraer a nuestras organizaciones nuevos trabajadores, muchos de los cuales nunca habrán oído acerca del anarquismo antes.
  3. Reforzarnos a nosotros y a nuestros compañeros.
  4. Establecer una presencia estable y positiva en nuestra comunidad, a partir de la cual podemos crecer en nuevas direcciones.

Para empezar:

La Red de Solidaridad de Seattle, o SeaSol, echó a rodar en 2008 con sólo unos pocos activistas, de distintos orígenes. Algunos tenían experiencia en organización obrera, otros en protestas contra el G8, y otros en distintas campañas contra la guerra.

En parte, la intención de los primeros organizadores era retomar el gran trabajo de gente que había llegado antes que ellos. La idea de SeaSol, de hecho, puede ser descrita como una mezcla del “estudio de acción directa” de la Coalición de Ontario Contra la Pobreza y el “sindicalismo de solidaridad” de la Industrial Workers of the World.

Desde sus comienzos, SeaSol ha crecido hasta tener más de 100 miembros, y un comité organizador de 15 personas. Estos 15 organizadores, además, pueden contar con una lista movilizadora de 400 simpatizantes para convocar acciones cuando sean necesarios, de los cuales se puede confiar totalmente en que acudan entre 20 y 30 personas.

En gran parte, el crecimiento de SeaSol puede atribuirse a su porcentaje de éxito. De las 25 luchas que SeaSol ha llevado a cabo, hemos ganado 22.

Es más, el este porcentaje de éxito de SeaSol puede atribuirse a su modelo organizativo, lo cual nos lleva a la primera razón por la que deberías comenzar una red de solidaridad en tu pueblo o ciudad:

1. Ganar luchas contra los jefes y propietarios:

“Ganar”, dijo una vez un organizador de SeaSol, “es como una droga”. Una droga muy embriagadora y fortalecedora.

Aquellos de nosotros que lo hemos dado todo en un montón de proyectos anarquistas “simbólicos” –buena cantidad de campañas contra la brutalidad policial, contra la guerra, contra el G8 y demás- los que hemos dedicado tiempo a esas campañas, a menudo nos hemos sentido extremadamente desmoralizados.

Nos hemos sentido así porque a pesar de todo el sacrificio, nunca hemos ganado nada. Las campañas nunca parecían terminar cuando el enemigo hubiera concedido algo; en lugar de eso parecían detenerse cuando la gente ya se cansaba.

Por esto, el modelo de SeaSol pone el acento en que los organizadores deberían comprender bien cómo enfrentarse a los jefes y dueños (qué tácticas funcionan, cuáles no), y también, de manera realista, la probabilidad de que se gane una nueva campaña.

Queremos mostrar esta relación –entre nuestra fuerza y nuestras demandas- en nuestro gráfico de la “Ganabilidad”.

En el gráfico con el que empezamos este artículo, podemos ver que a medida que nuestras demandas a un jefe se hacen mayores, necesitamos herirle con un grado mayor. Así, cuanto menor sea la demanda, menor será la acción necesaria. Cuanto mayor sea la demanda…

Puedes pensar que esto suena obvio, y para los anarquistas probablemente lo es. Este gráfico es tan sólo una forma tonta de enseñar a la gente un concepto que los anarquistas siempre han apreciado profundamente: la Acción Directa. Aun así, los anarquistas aún podrían aprender algunas cosas de cómo SeaSol asume esa vieja idea.

Parte de lo que hace que SeaSol sea tan efectiva es que basamos nuestras acciones en nuestra fuerza real. Si, por ejemplo, algo iba a necesitar “5 unidades” de presión para ganar una demanda, pero sólo contamos de verdad con “3 unidades”, rehusaríamos llevar a cabo esa lucha.

Por supuesto, no hay manera de cuantificar esto, pero se entiende el concepto.

La idea, en pocas palabras, es asegurarse de que no gastamos tiempo en luchas que aún no somos suficientemente fuertes para ganar. Al elegir las luchas con cuidado, podemos enfocar nuestra energía en algo en lo que podemos causar un impacto mayor. Después de todo, lo que la mayoría de la gente quiere ver son los resultados.

Una vez que la lucha está en camino, SeaSol emplea dos principios básicos para programar la campaña: intensificación y “sostenibilidad”.

Primero, se hace una lluvia de ideas sobre las tácticas que podrían ser efectivas en la campaña, y se organizan desde la más débil a la más fuerte. Hacemos esto porque queremos ir en aumento a medida que la lucha continúa. “No es la memoria de lo que les hicimos ayer lo que hace que los jefes se rindan”, explica un organizador de SeaSol, “sino el miedo a lo que les hagamos mañana”.

Trazar la lucha de este modo es útil no sólo porque nos permite ver cuánto apoyo tendremos que movilizar –es útil también porque nos permite ver si nuestros planes iniciales son sostenibles.


2. Atraer nuevos trabajadores:

Hay sin duda un montón de razones por las que la gente pude decidir unirse a una organización. Lo simpática que sea la gente, lo abierto que sea el grupo, si se está de acuerdo o no con los principios del grupo, etc., son todos factores importantes para la gente.

Desafortunadamente, son tan sólo las únicas consideraciones que muchos organizadores anarquistas tienen cuando comienzan nuevos grupos. Pero también hay otro factor a tener en cuenta: la gente quiere saber también lo que tu organización hace.

La verdad es que es difícil atraer a la mayoría de la gente a tu organización sólo con grandes ideas y apertura. La gente lo que realmente quiere es ver que las cosas se hacen.

También es difícil conservar a la gente si no hay una sensación de que se progresa, si no hay una especie de impulso. La gente tiende a quemarse bastante rápido en grupos en los que no hay mucho que hacer. ¿Y quién puede culparles?

Una de las razones por las que SeaSol ha crecido de manera más estable que cualquier otra organización anarquista en el Noroeste estadounidense durante los últimos dos años es que ofrece algo práctico y concreto a la gente: apoyo mutuo, comunidad, y una defensa real, práctica, contra los jefes y propietarios.

Lo que es más, la conservación de nuevos miembros se ha debido a nuestro ímpetu: siempre hay suficiente trabajo que hacer.

No importa lo que uno se implique al comienzo, siempre podemos encontrar espacio para echar una mano. Cuando atraemos a gente nueva a través de nuestras luchas y campañas, estamos aumentando nuestra capacidad, lo que significa que podemos emprender nuevas luchas, y así atraer a más gente aún.


3. Fortalecernos a nosotros y a los demás:

El “fortalecimiento” es un término muy manido en muchos círculos radicales. “Necesitamos fortalecernos y fortalecerlos…” Puede, a veces, ser empleado tan a menudo que pierde significado.

También se utiliza bastante a menudo en circunstancias en las cuales, francamente, no ocurre nada parecido. En SeaSol, sin embargo, lo vemos cotidianamente.

El proceso por el que logramos las metas de nuestra organización –ganar luchas contra los jefes y propietarios- implica un montón de formación formal. La gente necesita aprender a llevar a cabo convocatorias. Necesita aprender a llevar a cabo una asamblea en una nueva lucha, y necesita aprender cómo hacer un piquete.

Para estos fines, tenemos un montón de grupos de formación.

Pero la gente no aprende realmente cómo organizarse atendiendo a una charla o con cursos. Lo que es más importante acerca de la formación de la gente que toma contacto con la Red de Solidaridad de Seattle es que tienen espacio para poner las ideas en acción. Cualquier trabajador con algo de tiempo libre puede venir a aprender el arte y la ciencia del poder popular.

En el fortalecimiento hay más, sin embargo, que tan sólo adquirir nuevas destrezas.

Incluso si la gente implicada en SeaSol no puede convertirse totalmente en organizadores, la experiencia de enfrentarse a un jefe y ganar puede ser una experiencia muy radicalizadora. Aumenta no sólo nuestra fuerza, sino también la confianza en nosotros mismos.

Las campañas que llevamos a cabo concretamente nos demuestran la división real de clases en nuestra sociedad, con trabajadores a un lado, y jefes, propietarios, policías y jueces al otro. Podría decirse que las luchas que emprendemos pueden llegar a mucha gente de un modo que nuestras grandes bibliotecas no pueden.

4. Establecer una presencia estable y positiva en nuestra comunidad, desde la que crecer en nuevas direcciones:

Comenzar un nuevo grupo político es duro. Conseguir un grupo de gente para empezar un nuevo grupo es duro. Necesitas poner nuevas normas, establecer nuevos límites, encontrar un espacio para encontrarse, y tener una idea de cómo va a ir la cosa. Esto exige mucho tiempo.

Puede decirse, por tanto, que es un problema cuando los grupos fracasan constantemente. Desafortunadamente, ése es exactamente el estado en que se encuentra el movimiento anarquista hoy.

Si estás interesado en evitar el superfluo y francamente innecesario montón de trabajo necesario para formar constantemente nuevos grupos, el modelo de Red de Solidaridad tiene algunas ventajas.

Primero, nunca hay escasez de trabajadores exprimidos por sus jefes y propietarios. En tanto que los organizadores se dedican a contraatacar, tu trabajo está hecho para ti.

En segundo lugar, cuanto más tiempo te implicas, más fácil es construir una comunidad más grande y más inclusiva. Es de sentido común. Si llevas unos años y te implicas en un trabajo importante para tu comunidad, la gente te va a conocer. Si llevas dos meses, nadie va a intentar ponerse en contacto contigo.

Finalmente, la Red de Solidaridad sólo es un comienzo de algo que todos esperamos que sea mucho más grande, y que abarque mucho más.

Con una red más grande –y la comunidad de lucha que se forma- se nos presentan nuevas posibilidades. La gente tiene algunas ideas acerca de SeaSol en distintas luchas contra la violencia policial, la violencia contra la comunidad LGTB, o incluso un caso de violencia sexual en un instituto local.

Todas estas son luchas legítimas que somos perfectamente capaces de afrontar. La idea es que este modelo ofrece la oportunidad de construir algo para cosas más grandes en el futuro.

SeaSol nos provee de la fuerza popular que necesitamos para empezar a construir un movimiento, y a medida que crece la red, se nos presentarán nuevas posibilidades.

Si estás interesado en comenzar una Red de Solidaridad en tu ciudad, contacta con nosotros: (206) 350-8650, o envía un correo electrónico a info@seasol.net

Noticia de una campaña llevada a cabo por SeaSol: Five-week campaign beats back predatory landlord

Traducido por Klinamen

Palabras clave:
SeaSol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada