28 mar. 2011

La SGAE se queda sin canon

adslzone

Sorprendente decisión judicial en favor de los derechos de los usuarios y golpe tremendo para la SGAE. La Audiencia Nacional ha estimado la demanda que pedía la anulación de la Orden Ministerial que regula el canon digital al considerarlo un abuso injustificado sobre los consumidores y ser un "privilegio discriminatorio a favor del sector privado".

Varapalo a las entidades de gestión de derechos de autor, que ven cómo su gran fuente de ingresos, el canon digital peligra. La Audiencia Nacional ha decidido estimar la demanda de la que os informamos hace dos semanas en la que la AI pedía que se anulase esta tasa que grava dispositivos y soportes electrónicos para compensar a los artistas por las supuestas pérdidas que les suponen las copias privadas.

Según ha informado Europa Press ha sido la sala de lo Contencioso-Administrativo de la AN la que ha dictado la resolución que anula este impuesto que se encargaban de recaudar entidades privadas de gestión de derechos de autor como la SGAE. La sala ha entendido que la Orden Ministerial que regula el canon "es un reglamento" y de este modo "su aprobación requeriría determinados trámites relativos a memorias justificativas y económicas, y un dictamen del Consejo de Estado, que no se hizo".

Por tanto, la Audiencia Nacional ha considerado que esta norma "está afectada de vicio radical" y ha decidido anularla. No obstante, se ha rechazado la pretensión incluida en la demanda de devolver lo recaudado por el canon por falta de competencia.

Meses nefastos para la SGAE

El último medio año se puede calificar como pésimo para la SGAE y todo lo contrario para las empresas, administraciones, entidades y ahora incluso los consumidores. En el mes de octubre era el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el que declaraba ilegal la actual aplicación de esta tasa por considerarla "abusiva e indiscriminada". La Justicia española tardaba meses en hacerse eco de esta sentencia pero finalmente lo hacía, a comienzos del presente mes de marzo, cuando eximía a la empresa Padawan (propietaria de la tienda de informática Traxtore) de pagar el canon digital, considerando que el canon no puede aplicarse de manera indiscriminada.

De este modo, se desmorona el concepto de canon digital establecido en 2008 que hizo que el Gobierno español gravase desde soportes digitales a dispositivos electrónicos como reproductores portátiles de música, memorias USB y equipos informáticos y que permitió a entidades como la SGAE recaudar millones de euros. Ahora habrá que revisar por completo una tasa que incluso preveía para los próximos meses el gravar las conexiones de banda ancha para compensar a los artistas. Habrá que esperar la reacción de las entidades de gestión, que ven cómo se viene abajo una de sus principales fuentes de ingresos. El Gobierno también tendrá qué decir, al ser uno de los grandes defensores de esta tasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada