14 mar. 2011

[Japó] Tres nucleares tienen problemas. Hay dos sin refrigeración del núcleo

Japón declara el estado de emergencia en una segunda nuclear por alta radioactividad

Una tercera planta nuclear registra problemas, la de Tokai, cuyo sistema de refrigeración se ha parado - Casi 600.000 personas han sido evacuadas por el seísmo, el tsunami y la alerta nuclear.

EFE / TOKIO / EP

Las autoridades japonesas han declarado el estado de emergencia nuclear para otra planta atómica, en Onagawa, debido al elevado nivel de radiactividad, informó hoy en un comunicado el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en Viena.

Japón comunicó al OIEA de que la operadora de la central nuclear de Onagawa, Tohoku Electric Power Company, ha fijado el nivel de emergencia de esa central en uno, el más bajo de la escala, tras el devastador terremoto del pasado viernes en Japón.

Las autoridades niponas dijeron al organismo de la ONU que "los tres reactores en la planta nuclear de Onagawa están bajo control".

Según el OIEA, la declaración de alerta se debió a "la lectura de los niveles de radiactividad permitida en los alrededores de la planta. Las autoridades japonesas están investigando la fuente de la radiación".

La central atómica de Onagawa está ubicada en la prefectura de Miyagi, unos 450 kilómetros al norte de Tokio.

Asimismo, la planta nuclear en Tokai, en la provincia de Ibaraki (norte de Tokio), ha sufrido problemas en su sistema de refrigeración, que ha sido detenido, según informó la agencia local Kyodo.

JPEG - 202.1 KB

El temblor y el posterior "tsunami" afectaron gravemente también a dos de los seis reactores de la central nuclear de Fukushima, unos 150 kilómetros al sur de Onagawa, en la costa oriental de Japón.

En el caso de Fukushima, las autoridades niponas informaron al OIEA de que la operación de ventilar el sistema de contención del reactor número 3 comenzó hoy por la mañana para permitir que la fuga controlada de vapor rebaje la presión en el interior de la vasija de contención del reactor.

Este procedimiento se aplicó después de que fallaran varios intentos de refrigerar la planta, primero con agua normal y después con agua de mar, agregó el comunicado del OIEA.

Sin embargo, los expertos japoneses no precisaron si la salida de vapor contribuyó a aumentar el nivel de radiactividad en el entorno de las instalaciones, aunque sí advirtieron de "una posible acumulación de hidrógeno".

Una acumulación de hidrógeno similar pudo ser la causa de la explosión ocurrida ayer en el reactor número 1 (de los seis existentes) en Fukushima, que destruyó el tejado y las paredes exteriores, tal como pudo verse por la televisión nipona.

El OIEA, responsable de velar por la seguridad de las centrales nucleares, ha ofrecido sus buenos oficios para apoyar a Japón tras el terremoto en el marco de la Convención de Asistencia vigente

Central de Fukushima

El secretario jefe del Ejecutivo japonés, Yukio Edano, ha afirmado que uno de los reactores de la central Fukushima-1 podría haber sufrido una fusión nuclear parcial, según ha informado la cadena estadounidense CNN.

"Creemos que existe la posibilidad de que una fusión nuclear parcial haya ocurrido. Está centro del reactor. No podemos verlo. En cualquier caso, suponemos que la fusión nuclear ha tenido lugar", ha señalado acerca del reactor número 1 de dicha central.

"Sobre el reactor número 3, suponemos también que existe la posibilidad de que otra fusión nuclear tenga lugar mientras tomamos medidas para evitarlo", ha dicho Edano.

Estas declaraciones confirman el informe previo de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón, que señaló que veía posibilidades de que una fusión nuclear tuviera lugar. "Existe la posibilidad, vemos la posibilidad de una fusión nuclear", indicó el director de la agencia, Toshihiro Bannai.

Una fusión nuclear es un fallo catastrófico en el núcleo del reactor, con un potencial para la liberación de radiación. pese a que Bannai ha asegurado que los ingenieros no han conseguido acercarse lo suficiente al núcleo como para ver lo que está ocurriendo, basó sus conclusiones en los niveles de radiación registrados en el aire.

Edano ha afirmado que los trabajos para controlar el reactor número 1, dañado por la explosión del sábado, siguen su curso a través de la liberación de vapor y el suministro de agua. "Estamos haciendo las dos cosas a la vez, ventilando de aire los reactores y suministrando agua a los mismos", ha señalado.

"Tenemos confianza, hasta un cierto punto, para conseguir estabilizar la situación", ha asegurado Bannai. "Confiamos en que podremos solucionar esto", ha apostillado.

La radiación supera los niveles de seguridad

La radiación cerca de la central nuclear de Fukushima-1, afectada por el fuerte terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter que sacudió el viernes la región y que registró una explosión en uno de sus reactores, supera los niveles de seguridad, por lo que la compañía ha trasladado al Gobierno nipón que existe una "situación de emergencia", según ha informado la agencia estatal de noticias, Kiodo.

La radiación detectada alcanza los 882 micro sieverts(unidad de dosis equivalente de radiación del Sistema Internacional, igual a un julio por kilogramo) por hora, superior al nivel permitido, que es de 500 micro sieverts. La compañía ha señalado que estos niveles no suponen una amenaza inmediata a la salud humana. Previamente, la central nuclear había comenzado a liberar vapor de reactor número 3.

Un aumento similar en los niveles de radiación tuvo lugar después de que se liberara gas radiactivo del reactor número 1 para aminorar la presión en el mismo. También entonces la compañía informó al Gobierno de la existencia de una situación de emergencia.

Casi 600.000 evacuados

La Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA) señaló hoy que cerca de 600.000 han sido evacuadas en los últimos tres días en Japón, tras el terremoto, el tsunami que le siguió y por la actual amenaza nuclear.

Según los últimos datos, 380.000 personas fueron evacuadas de las zonas afectadas por ambas catástrofes naturales, mientras que 210.000 han sido evacuadas del área de 20 kilómetros alrededor de la central nuclear de Fukushima, donde se registró una explosión tras el seísmo.

Por el momento, 3.000 víctimas han sido rescatadas, pero se teme particularmente por la mitad de los 10.000 residentes del poblado de Minami-Sanriku-cho (prefectura de Miyagi, en el norte de Japón) que fue arrasado por el tsunami.

La OCHA sostuvo que los esfuerzos de las autoridades japonesas ante la emergencia se intensifican con el apoyo de los equipos de especialistas que siguen llegando desde distintos países, en tanto que sus científicos trabajan a contrarreloj para enfriar los reactores de la planta nuclear de Fukushima.

Al mismo tiempo, el Gobierno ha movilizado a 100.000 miembros de sus tropas de defensa, así como 190 aviones y 45 botes, para colaborar con las operaciones de ayuda, que resultan muy difíciles debido a las continúas réplicas (del terremoto), las alertas de tsunami, así como los incendios.

Diario Información


Ver en Tortuga:

Catástrofe en la central nuclear japonesa de Fukushima:El gobierno reconoce la posible fusión del núcleo


Ver también:

El gobierno español se deshace en mentiras para quitar hierro a la peligrosidad de la energía nuclear

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada