31 may. 2010

[País Valencià] El gobierno valenciano abre la mano a la especulación inmobiliaria con suelo no urbanizable

Un decreto ley facilitará al máximo la implantación de casas rurales, tiendas, aparcamientos, colegios, hospitales y centros deportivos fuera de los cascos urbanos.

JOAQUÍN FERRANDIS - Valencia

El Gobierno valenciano ha aprobado hoy un decreto ley que abre la mano a la implantación de negocios en suelo no urbanizable. El decreto modifica distintos apartados de la Ley Urbanística Valenciana (LUV), la ley de Ordenación del Territorio (LOT) y la Ley de Suelo No Urbanizable. Con estas modificaciones se pretende facilitar la implantación fuera de los cascos urbanos de casas rurales, tiendas de productos agrícolas, estacionamientos de vehículos y maquinaria, campamentos de turismo y centros turísticos, educativos y sanitarios.

La Consejería de Medio Ambiente y Urbanismo, que dirige Juan Cotino, presentó el pasado febrero un borrador del texto que simplificará y unificará el polémico cuerpo normativo del urbanismo valenciano tras la censura reiterada de la Unión Europea a los desmanes de la construcción en la última década. El decreto aprobado hoy formará parte de esa reforma urbanística y tendrá validez hasta finales de 2012, fecha en que se supone que estará lista la nueva legislación. Sale adelante como "medida urgente" para el desarrollo de actividades productivas y la creación de empleo, y según la portavoz del Gobierno valenciano, Paula Sánchez de León, "simplifica" la "burocracia urbanística".

El resultado de esa "simplificación" es que a las casas rurales se les elimina la obligación de estar como mínimo a cinco kilómetros del núcleo urbano y que su parcela tenga más de media hectárea si la Consejería de Turismo considera la instalación de interés.

Además, los campamentos y centros deportivos no tendrán obligación de reservar la mitad de la parcela para uso agrario o forestal, mientras que en centros educativos y sanitarios se le contabilizarán los espacios libres de edificación (pistas deportivas o aparcamientos) en la obligación de dejar el 50% de la parcela libre.

El nuevo decreto también permitirá a los ayuntamientos mantener la clasificación del suelo otorgada a un PAI, aunque este haya decaído. Además, entre otras medidas, el decreto suprime la obligación de publicar los planes urbanísticos en el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana. A partir de ahora sólo será necesario publicar en el Boletín Oficial de la Provincia el acuerdo de aprobación y la normativa, sin que se tengan que publicar los planos de ordenación.

Diario El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario