27 oct. 2010

[Xile] Palabras ante la demolición del Centro Social Okupado y Biblioteca Sacco y Vanzetti


JAMÁS DEMOLERÁN NUESTRAS CONVICCIONES…

Leo con impotencia e ira, porque esa es la emoción que de seguro nos envarga, que demolerán el Centro Social Okupado y Biblioteca Sacco y Vanzetti, “la Sacco” como le decimos (sin ninguna intención de olvidar a Vanzetti)…y se vienen a la memoria presente muchos de los momentos y las actividades compartidas en el espacio, que sin duda fue y será mucho más que una casa, y esto, como ya se dijo, sin ninguna intención de “idealizar”, pero sí de llamar a las cosas por su nombre: tertulias, conversaciones, proyecciones de videos y películas dentro y fuera de la casa, bazar con ropa gratis, actividades de homenaje a Barry Horne, Sacco y Vanzetti y a nuestro compañero Mauricio Morales, presentación de obras de teatro, tokatas hip-hop, punk y hardcore sin alcohol, espacio de encuentro para otros colectivos, ensayos de bandas de música, el primer ensayo de Banda Bonnot y su primer concierto, propaganda y cenas en solidaridad con lxs compañerxs presxs, comidas veganas y vegetarianas, actividades de aniversario de la casa, La Biblioteca, y sus turnos, los almuerzos, onces, cenas, buscar el agua al grifo de la esquina, risas, enojos, mil complicidades cotidianas compartidas en ocho años de vida. A “la Sacco” “asistimos” muchxs compañerxs, y se fueron construyendo y desconstruyendo amistades y afinidades, pero también se fueron afilando ideas, compartiendo senderos y reafirmando convicciones que jamás demolerán. El espacio físico es el que será demolido, pero que sepan, fundamentalmente nuestros enemigos, que muchxs de lxs que formamos parte del espacio, nos hemos esparcido por distintos lugares. Tarea difícil tendrán entonces, además lo que se siembra, si se persiste, se cosecha…

Ninguna casa okupada puede pensarse a perpetuidad, lxs compañerxs que la habitaron y dieron fuerza y proyección al espacio siempre lo tuvieron claro, quizás hace años podría haber sido desalojada, pero no fue así. Tampoco se penso a sí misma como un lugar de “alternativismo subcultural”, por eso, entre otras opciones, aunque algunxs les costo comprenderlo, las actividades desarrolladas eran sin alcohol, y eso marcó una importante diferencia.

Muchas palabras se podrían decir, y la historia que es presente no se resume en unas pocas líneas. Por ahora, a “seguir expandiendo el discurso contra toda autoridad, uniendo la cantidad y la cualidad, que se expandan las ideas y prácticas insurrectas, como semillas de libertad que conviertan en selva al desierto más árido…”

PRESOS Y PRESAS EN GUERRA A LA KALLE

MILLONES DE ABRAZOS FRATERNOS A QUIEN VUELA LIBRE…

MAURICIO MORALES SIEMPRE PRESENTE…

No hay comentarios:

Publicar un comentario