25 oct. 2010

[València ciutat] I ja no ens queda... ni la Plaça de la Verge

Avui amaneixen "Las Provincias" amb una notícia preocupant, i es que des de l'Ajuntament estudien prohibir qualsevol tipus de activitat que ni siga religiosa a la Plaça de la Verge.

La notícia:

Manifestaciones, protestas, concentraciones, danzas, eventos lúdicos...Todo tipo de actividades se organizan un fin de semana tras otro en la plaza de la Virgen. Una trepidante actividad que está generando muchas quejas.

La Policía Local no cesa de recibir protestas de vecinos que residen en el entorno de la plaza de la Virgen. Por eso, ante las numerosas críticas, el Ayuntamiento está estudiando restringir el uso de la plaza pública.

Los principales interesados en la limitación de la plaza es el Arzobispado quien ya ha solicitado al Ayuntamiento que busque una solución para evitar las molestias en las celebraciones eucarísticas.

«Lo que ocurre en muchas ocasiones es que las entidades solicitan una hora para celebrar su acto, pero dos horas antes acuden para ensayar con música y eso perjudica claramente a los feligreses. Es una locura», afirmó ayer el concejal de Policía, Miquel Domínguez.

Desde hace tiempo las quejas se han sucedido, pero el acto desencadenante a la reacción del Ayuntamiento ha sido la solicitud de la Coordinadora de Asociaciones de lucha contra el Sida que quería celebrar su acto en la plaza.
El concejal de Fiestas, Félix Crespo, explicó ayer que están valorando todo tipo de medidas para reducir los actos que se celebran en la plaza de la Virgen. «Como mínimo, al año se celebran medio centenar de eventos en la plaza y hay veces que nos solicitan tres actos a la vez y lógicamente no podemos autorizarlos a todos», afirmó.

El concejal de Policía fue más contundente y aseguró que si por él fuera no permitiría que ningún evento se realizara en la plaza porque afecta al desarrollo del culto en la Catedral. «Ni siquiera permitiría las danzas que se celebran los domingos, pero esa es mi opinión personal porque el Ayuntamiento lo está estudiando», puntualizó Domínguez.

El Arzobispado, incluso ha propuesto que se aplique el mismo modelo que se realiza en Zaragoza. «Allí hay un bando y no se permite que en la plaza del Pilar se celebre ningún evento para respetar el culto», aseguró el concejal Domínguez.
Con este bando, el punto neurálgico de Zaragoza cada día tras día y mes tras mes diáfano para el disfrute de los ciudadanos y de todo de los turistas.
El responsable de la Policía Local insistió en que hay otros lugares en la ciudad para poder albergar las protestas que se quieran realizar en la ciudad. «Por supuesto el derecho a manifestarse está ahí y en eso no hay duda, pero estamos buscando descongestionar la plaza porque está muy saturada», afirmaba Félix Crespo.
Los actos son tan numerosos que los turistas no pueden disfrutar de la plaza ni tomar fotografías de la fachada de la Catedral o de la fuente que representa el río Turia y sus afluentes.

Otro de los principales problemas de la masificación de este enclave es la suciedad que se genera tras una masiva concentración. Horas después los operarios de limpieza deben afanarse en retirar toda la suciedad acumulada. Un incremento en el gasto que se repite semana tras semana y que obliga aumentar las partidas económicas en el servicio de limpieza para evitar que los turistas contemplen la plaza en condiciones inadecuadas.

Ofrenda

Pero los actos que ni siquiera se cuestionan son los festivos como la Ofrenda o los de honor a la Virgen. «Por supuesto, que estas celebraciones continuarán. Lo que estamos analizando es el resto de peticiones que nos llegan en cada momento y seleccionando los más adecuados para liberar la plaza más turística de Valencia», indicó Crespo.

Pero para los manifestantes, la plaza de la Virgen se ha convertido en el emplazamiento imprescindible donde concluir todos los actos reivindicativos. Habitualmente en este lugar se leen manifiestos, se entonan canciones y todo acompañado por instrumentos musicales. «Son muchas las personas que se casan en la Catedral y durante el enlace no cesan de escuchar ruido y música en el exterior», aseguró Miquel Domínguez.

El Ayuntamiento está analizando todos los pros y contra y en las próximas semanas determinarán qué uso se le concederá a la plaza de la Virgen, o totalmente restrictivo o de uso ocasional.

Si esta propuesta prospera, los colectivos y entidades que habitualmente incluyen la plaza de la Virgen en sus recorridos deberán escoger otro emplazamiento para mostrar su opinión ante la opinión pública.

La medida cuanto menos generará debate entre los detractores y quienes aplauden la iniciativa municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario