1 jul. 2011

[Saragossa] Crónica del desalojo del Paraguas

Durante la mañana de ayer (30 de Junio) fue desalojado el Paraguas, edificio ocupado (propiedad de LaCaixa) por la Acampada de Zaragoza ("Movimiento 15M") coincidiendo con su apertura y presentación al público.

El edificio (situado en calle Lagasca) fue ocupado días antes de la finalización de la Acampada de Zaragoza por personas integrantes de esta asamblea, pero no se dio a conocer el lugar hasta el día 19 de Junio, después de la manifestación convocada por "Democracia Real Ya", cuando se procedió a realizar una manifestación hasta dicho lugar.

Hasta el día de ayer, se hicieron trabajos de limpieza y acondicionamiento del edificio: retiro de escombros, liempieza de las distintas plantas del edificio, luz, agua...

El día 30 de Junio iba a ser abierto para que todas las personas que quisieran se acercaran al edificio y vieran el trabajo ralizado, así como había programadas una serie de actividades.

Hay que señalar que el día 18 dos personas (pertenecientes a la Comisión de Comunicación y que otras veces habían dado su nombre cuando han hablado a los medios de comunicación) recibieron una carta de la Subelegación del Gobierno en las que se les acusaba de usurpación y a las que se les llamaba a acudir a declarar al día siguiente, notificándoles que el desahucio se iba a proceder el día siguiente de la visión oral. Este hecho es muy extraño, ya que nunca (por lo menos que yo tenga constancia) un proceso de estas características ha contado con un proceso judicial tan corto, no dando lugar ni a un posible recurso.

Durante esos días se hizo un llamamiento para que fueran a defender el espacio en el que tanto se había trabajado, y la noche del día 29 se procedió a dificultar a la Policía el asalto al edificio con la colocación de distinto material (puertas, sillones, sofás, somieres, colchones y todo lo que podía servir para este fin) y el atrancar las puertas y ventanas por las que pudieran entrar.

Así mismo, se decidió dificultar la entrada a la calle mediante la colocación de contenedores recogidos en las calles cercanas y vallas.

La mañana que fue desalojado el espacio, hizo aparición estelar la Policía Nacional pasadas las 8:30 de la mañana con un importante cordón policial y se avisó de su actuación (o os vais ya y os aguantais de que os asaltemos y os desalojemos o emplearemos el uso de la violencia que según la querida Constitución está reservada exclusivamente a los cuerpos de represión del Estado).

Ante la negativa de las personas allí concentradas, procedieron a desalojarlas, con sus artimañas (estirones de pelo, estirando a las personas de los pendientes, dando a las personas que se encontraban sentadas con el canto de las vallas, apretando a las personas del cuello, empujones, patadas... y cuando todo eso no era suficiente, puñetazos).

Debido a sus métodos, una persona tuvo que ser trasladada en ambulancia al hospital tras recibir patadas en el costado, en los testículos, mientras otro policía le pisaba la cara.

Fueron echando a la gente a la calle colindante mientras se escuchaban gritos contra ellxs, como "Violencia es la vuestra", "terrorista, ¿quién?, Democacia, ¿dónde?" o "perros guardianes del orden y la ley, asesinos a sueldo, abuso de poder".

Una vez que todas las personas que allí se encontraban fueron desalojadas procedieron a asaltar el edificio por la puerta trasera, escuchándose mientras en la calle fuertes golpes (por lo visto nuestro trabajo sirvió de algo) y después de una hora y media habían revisado todo el edificio comprobando que dentro no se encontraba nadie.

El ambiente estaba caldeado, ya que los policías, al desalojar a las personas que allí se encontraban, no dejaron recoger ninguna pertenencia que se encontraba en la calle y al emplear la fuerza provocaron la rotura de gafas, móviles... por lo que las personas exigían que se les devolviera todo lo que se les había caído. Cosa que finalmente dejaron hacer dando la casualidad de que todas las bicicletas que se encontraban en la calle, se habían pinchado cuando habían sido devueltas por la Policía.

Esto supuso un gran cabreo entre las personas que allí se encontraban concentradas y viendo cómo lxs policías no se escondían y se reían ante los gritos que lanzaban lxs manifestantes, grababan vídeos... (poco a poco su risa y su gesto despreocupado se les fue tornando en un gesto mucho más serio y tenían que ser cambiados por otros ante la presión y los gritos que las personas les lanzaban)...

Ante esa situación de rabia y cabreo y el ver que nada más se podía hacer en ese lugar, se decidió ir en manifestación espontánea, hacia la sede principal de LaCaixa, que también estaba protegida por la Policía Nacional, donde se lanzaron consignas y gritos contra los bancos.

Se estuvo un rato en ese lugar y se procedió a seguir con la manifestación espontánea coreando distintos gritos y entrando a distintas sucursales de LaCaixa (esta vez no protegidas por la Policía, ya que no creían que fuéramos a ir), el Banco de España, el Ayuntamiento, el Corte Inglés y CCOO, esta vez a las puertas del edificio que tienen en el Paseo Constitución, ante la risa de muchxs de sus liberadxs que se encontraban en las ventanas (no les dará tanta risa cuando la gente se empiece a dar cuenta que símplemente son marionetas usadas por los Gobiernos).

El recorrido acabó en Paseo Sagasta, sobre las 14 horas, en la entrada a la calle Lagasta (lugar donde se encuentra el Paraguas) a la cual no se pudía acceder debido a la fuerte presencia de la Policía Nacional.

Después a las 16 horas se realizó una Asamblea para valorar la situación y decidir qué se debe hacer a partir de ahora.

A las 20:00 horas se concentraron un millar de personas en la Plaza del Pilar, que de manera expontánea subieron en manifestación, cortando todo el tráfico del centro de la ciudad, hasta el edificio desalojado, a donde llegaron unos 300 manifestantes que se han encarado con el fuerte cordón policial que impedia el acceso hasta el edificio. Durante más de 1 hora se ha estado mostrando el descontento ante la actuación policias, llegándo los manifestantes a cantar la melodia de la película "Loca academia de policia", ironía que no han parecido entender los antidisturbios.

No distinguimos la Policía Española, de la Policía Egipcia o de la Policía de cualquier país del mundo, son perros con distinto collar, que únicamente protegen los intereses de los bancos, de los políticos y de las grandes compañías.

Entre el mundo que deseamos y el que tenemos, siempre estarán en medio.

Algún día, llegará nuestro momento, esto, solamente, es un primer contacto...

_____________

Noticia aparecida en los medios de comunicación:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada