2 jul. 2010

[Bolivia] Gobierno del MAS, refugio de la oligarquía y defensor del capitalismo

Pronunciamiento coyuntural O.A.R.S.
Imagen

GOBIERNO DEL MAS, REFUGIO DE LA OLIGARQUÍA Y DEFENSOR DEL CAPITALISMO

… “El MAS, como partido progresista, que se debe a sus bases, ya no existe. Las luchas de poder entre sus miembros han generado una división en su interior, y la penetración de la oligarquía boliviana en sus filas ha acentuado dicha división, consiguiendo de esa forma, debilitarlo como partido y colocar en duda sus intereses originales. La intensión de transformar el Estado boliviano ha quedado en nada. Hoy en día, el Estado boliviano no ha cambiado mucho, y bajo un discurso patriótico y de rescate cultural, disfraza su carácter capitalista y oligárquico”…

En la actualidad, el gobierno masista intenta reponerse de la derrota que sufrió en las elecciones de gobernadores y alcaldes, donde perdió gran parte de los departamentos del país. Esto debido a la lista interminable de traiciones y abusos políticos que ha cometido desde que fue elegido nuevamente como partido de gobierno.

Todo comenzó cuando el MAS, partido supuestamente popular y revolucionario, hizo a un lado a los candidatos presentados por los movimientos sociales y las diversas comunidades de Bolivia, para en su lugar, colocar a candidatos de partidos ajenos y que pertenecen a las clases privilegiadas del país. La modelo Jessica Jordán en Beni (Cuota del Partido Socialista – 1, ahora directora de Desarrollo del Beni), Roberto Fernández y Jerjes Justiniano en Santa Cruz (personajes muy distanciados de la ideología del MAS), y Elisabeth Salguero en La Paz (personaje de clase media alta y bastante desconocida para la ciudadanía), son tan sólo algunos ejemplos de la larga lista de personajes que el MAS ha propuesto como candidatos sin hacer caso a sus bases.

Esto sin tomar en cuenta que muchos antiguos detractores del MAS, actualmente se encuentran en sus filas. Tales son los casos de José Antonio Aruquipa (ex integrante del partido de derecha Poder Democrático Social PODEMOS), Ángel “Chichi” Pérez (dirigente de la barra de Oriente Petrolero en Santa Cruz que comandó grupos de tendencia neo nazi como la Unión Juvenil Cruceñista), y Héctor Arce Catacora (antiguo miembro del partido de derecha Movimiento Nacionalista Revolucionario MNR) quién actualmente es Senador del gobierno.

Uno de los casos más reveladores es el del ex futbolista Marco Antonio Etcheverry, alias “El Diablo”, quién actualmente ha sido postulado como ministro de deporte por el gobierno, pero que hace algún tiempo, en apoyo a los dirigentes de la oligarquía cruceña, promovió la distribución de pancartas con los mensajes de “Muera el Indio” y “Muera el Evo” durante una reunión que éste último tuvo en la OEA, y que, además posteriormente, consiguió aglutinar a un grupo de familiares y ex narcotraficantes para que lo abuchearán mientras salía del recinto.

En contraste, aquellos pocos personajes del MAS que pertenecían a una línea más progresista y que habían participado en movimientos sociales se han terminado yendo, o bien, han sido expulsados del partido: Roman Loayza (cofundador del MAS) se ha distanciado del partido, Lino Villca (cofundador del MAS) se retiró del partido, y Félix Patsi (Que fue retirado de su candidatura para gobernador de La Paz) fue expulsado del partido, entre otros muchos personajes que han vivido situaciones similares.

Caranavi y otros conflictos

Por otro lado, algunas semanas antes del Primero de Mayo, se desarrolló uno de los mayores conflictos del gobierno con sus bases sociales. En la región de Los Yungas, en la localidad de Caranavi, diversas organizaciones sociales levantaron la siguiente demanda: una planta procesadora de cítricos que esté ubicada en la misma localidad, ya que es en dicha localidad donde se producen los cítricos. El gobierno decidió acceder a esta demanda, sin embargo, luego, debido a dudosos intereses, se retractó y traicionó el acuerdo, promoviendo el traslado de la planta de cítricos a la localidad de Alto Beni.

Esta situación provocó la indignación de los habitantes de Caranavi quienes denunciaron como responsables directos del hecho a David Quispe, diputado del MAS y dirigente campesino, a quien le desconocieron y declararon enemigo, y a Fidel Surco, antes máximo dirigente de la Confederación Sindical de Colonizadores de Bolivia (CSCB), ahora senador del MAS, a quien le exigieron la renuncia. Ambos hombres habrían impulsado el traslado de la planta de cítricos para satisfacer intereses propios de carácter económico y político.

A su vez, en manifestación contra la injusta medida, los caraveños bloquearon la carretera que une la ciudad de La Paz con la Amazonía Boliviana, y medio centenar se fue a huelga de hambre. En respuesta a esto, el gobierno desplegó una brutal campaña de represión y persecución política que significó la muerte de un comunario, numerosos comunarios heridos, la aprehensión de muchos dirigentes, allanamientos a los domicilios de estos, y la criminalización de los bloqueos a través de los medios. Además, en actitud maquiavélica, el gobierno incitó a los mineros cooperativistas de la región y a los campesinos de Alto Beni a intervenir la localidad de Caranavi en conjunto con las fuerzas de represión.

A esta situación, se fueron sumando otras, tales como el distanciamiento del MAS, de diversas organizaciones de indígenas y trabajadores (el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu CONAMAQ, la Confederación Sindical de Colonizadores de Bolivia CSCB, la Central Obrera Departamental COD de Oruro, y sindicatos de fabriles de numerosas ciudades), y la molestia de todos los trabajadores ante el anuncio del MAS de un incremento salarial del 5% (35 bolivianos/5 dólares más al mes), cifra que no constituiría un aumento salarial suficiente y que fue criticada por toda la comunidad. Razón por la cual, en la marcha del Primero de Mayo, la principal reivindicación de los trabajadores fue un mayor incremento salarial, y numerosos trabajadores, entre los cuales estaban los fabriles, protestaron frente al ministerio del trabajo y lanzaron globos de pintura contra sus paredes.

Nuestra visión

El MAS, como partido progresista, que se debe a sus bases, ya no existe. Las luchas de poder entre sus miembros han generado una división en su interior, y la penetración de una parte de la oligarquía boliviana en sus filas ha acentuado dicha división, consiguiendo, de esa forma, debilitarlo como partido y colocar en duda sus intereses originales. La intensión de transformar el estado boliviano ha quedado en nada. Hoy en día, el estado boliviano no ha cambiado mucho, y bajo un discurso patriótico y de rescate cultural, disfraza su carácter capitalista y oligárquico

Los que una vez fueron importantes dirigentes, luchadores y revolucionarios, hoy no son otra cosa que burócratas corruptos cuya única ambición es acumular poder. Los oligarcas que una vez maldijeron al gobierno masista, hoy se han sumado a su proyecto y dirigen las empresas estratégicas del estado. Actualmente, los únicos que no han exigido su cuota de poder en el gobierno, son los viejos oligarcas cruceños, que no han sabido comprender el papel que cumple el gobierno masista como defensor del capitalismo.

Ahora, más que nunca, el MAS es reprochado por la opinión pública. La ambición de poder, el trabajo en conjunto con la oligarquía, el privilegiar los intereses de esta última por sobre los de su pueblo, el ignorar las propuestas de la comunidad y los movimientos sociales, y el reprimir a aquellos movimientos sociales que se movilizan para ser escuchados, son cosas que le podrán traer negativas consecuencias.

Bolivia está atravesando un necesario fraccionamiento que aclara lo enfermizo que puede ser el pacto gobierno-trabajador, sin embargo, es un fraccionamiento que si no se agudiza, podría ser utilizado por la misma oligarquía que hoy trabaja junto al MAS para eliminarlo y recuperar el poder de forma absoluta. Y si tenemos en cuenta que el MAS a incentivado severos retrocesos en la conciencia popular boliviana, que ha pasado de debatir sobre problemas que se referían al sentido mismo de la existencia del capital y su apropiación por parte de las clases privilegiadas, ha debatir exclusivamente sobre asuntos gremiales, que no mejoran cualitativamente las condiciones de vida de los pobres, podríamos afirmar que es una posibilidad bastante probable.

O.A.R.S.
Organización Anarquista por la Revolución Social

¡Contra la Institucionalización de la Revolución…
Pueblo Consciente, Combativo y Auto-organizado!

Chukiago Marka - La Paz, Bolivia.

Mayo-Junio del 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario