18 ago. 2011

[Xàtiva] Una multitud persiguió al agente implicado en una agresión racista de Xátiva al grito de "el número de placa"

[Xàtiva] Interior expedienta a un policía tras la agresión racista de la Fira de Xàtiva

La agresión racista a un vendedor africano del "top manta" en la Fira de Xàtiva, cometida supuestamente por un agente de la Policía Nacional que estaba fuera de servicio e iba de paisano, llenó de tensión el paseo de la Albereda en la tarde del lunes. Según han relatado varios testigos a Levante-EMV, el altercado comenzó cuando un grupo de tres personas comenzó a discutir con el "mantero" por el precio de, al parecer, una pulsera o un collar. Uno de los testimonios afirma que los compradores pretendían llevarse el objeto "sin pagar", mientras que otro revela que uno de los agresores le gritó al vendedor "¡Yo soy policía, tu que te has creído, te voy a encerrar!", mientras aparentemente enseñaba su placa.

A partir de ahí los tres agresores, que iban con ropa veraniega y lucían una estética de "gimnasio, de musculación", según un joven que presenció los hechos, comenzaron a empujar, amenazar e insultar al vendedor africano. Otros testigos añaden que también agredieron a un segundo "mantero".

"¡No, si tendrá razón el negro!"

El altercado tuvo lugar a la altura del bar que monta la Falla del Raval en el paseo de la Albereda de la capital de la Costera. Decenas de personas que estaban en las terrazas de bares cercanos, como Los Manueles o El Moncho, se levantaron y comenzaron a recriminar la actitud de las personas que estaban vejando al inmigrante.

Otra testigo relata la "actitud chulesca" de los agresores, pues ante las advertencias de las personas que les conminaban a dejar de molestar a los "manteros", uno de ellos se encaró a los que defendían al inmigrante con un "¡No, si al final, la razón la tendrán los negros!". Esta queja indignó aún más al grupo que se revolvió contra el ataque xenófobo, que según varios de los presentes, entre personas que recriminaban a los agresores y curiosos "era de unas 100 personas".

Al verse rodeados, los agresores, huyeron del lugar perseguidos por una muchedumbre que, al haber reconocido a uno de ellos como Policía Nacional y pensar que sus dos compañeros también lo eran, iba tras ellos al grito de "¡Número de placa, número de placa! La carrera duró menos de 50 metros, hasta la Font dels Peixos, donde los agresores se refugiaron detrás de una atracción denominada "Circus" al verse acorralados.
"Allí, unos 6 ó 7 agentes de la Policía Local y, también de la Nacional, formaron un cordón para evitar que la multitud se abalanzara sobre los agresores, de no ser por los policias seguramente les hubieran linchado pues los ánimos estaban muy caldeados", dice otro testigo. Los policias, añade otro vecino de Xàtiva, "dejaron que los tres agresores se fueran por las escaleras del Teatro como si no hubieran hecho nada, mientras se esforzaban por apaciguar a la multitud que exigía que los detuvieran".

Una joven asegura que los policías de servicio "estaban muy nerviosos, especialmente los locales, pues uno de ellos arrojó al suelo por dos ocasiones la cámara con que una persona estaba grabando el altercado".
Aunque la Subdelegación de Gobierno, admitió el martes que uno de los supuestamente implicados es un agente de la Policía Nacional, "por lo que se le ha abierto expediente y se ha remitido la investigación policial al Juzgado", se desconoce si hay diligencias judiciales abiertas al no mediar ninguna denuncia.

"La víctima tenía mucho miedo"

La víctima , que según varios de los que intentaron ayudarle rechazó los ofrecimientos de todos cuantos se le ofrecieron para acompañarle a presentar una denuncia, se marchó dos horas después de Xàtiva. "Decía que estaba bien, pero se le veía que tenía mucho miedo, pues igual no tenía 'papeles'", dice una mujer que trató de auxiliarle. La Fiscalía, según el presidente de Movimiento Contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, debería de actuar de oficio si no hay denuncia.

Varios habituales de la Fira de Xàtiva relatan que, tras la agresión, "se ha incrementado la presión policial sobre los 'manteros' en la Albereda y en la zona de pubs del Mercat", con el consiguiente temor de estas personas que sobreviven de la venta ilegal de copias piratas de discos, películas y objetos de marca falsificados. "Ahora se pasan todo el rato recogiendo y estirando la manta en la llevan la mercancía, ante el temor a ser detenidos", comentó ayer un vecino de la capital de la Costera.

http://www.kaosenlared.net/noticia/valencia-multitud-persiguio-agente-implicado-agresion-racista-xativa-g

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada