18 ago. 2011

[Cumbria | Anglaterra] Aumenta a siete el número de fallecidos en las revueltas británicas.

Muere un joven por una descarga eléctrica durante su arresto por la Policía.
Un joven de unos 20 años falleció anoche en Cumbria, en el noroeste de Inglaterra,como consecuencia de una descarga de las pistolas eléctricas "Taser" que emplearon los policías durante su detención.
La dureza de la Justicia tras los disturbios levanta ampollas.

Gara * Londres
La noticia ha sido dada a conocer hoy. Según un portavoz de la Policía de Cumbria, "agentes de barrio acudieron al lugar" después que se recibiera una llamada informando de un joven que estaba causando disturbios en la localidad de Barrow. Los policías "arrestaron a un varón bajo la sospecha de que estaba causando daños criminales", precisó el portavoz.
Durante el arresto, los agentes emplearon una "Taser" y tras el mismo, "el hombre comenzó a sentirse mal y fue trasladado al Hospital General Furness por los agentes". El joven, de unos 20 años, falleció anoche. La Comisión Independiente de Quejas de la Policía (IPCC) ya ha abierto una investigación sobre los hechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada