14 sept. 2011

Un Referente de Lucha

PACO ORTIZ: UN REFERENTE DE LUCHA

Nacido en Antequera pero cosmopolita volcado al mundo. Su oficio, recuperador de plusvalías, atracador temido por la guardia civil y otros cuerpos de zombis. Para detenerlo, en una ocasión le metieron 114 balas dentro del vehículo en que viajaba. De chiripa, de dos sólo uno herido; Paco indemne, oía como llegaban los picoletos y se decían... ³y si los rematamos?².
Además de luchador, estratega. Los dos motines consecutivos de Puerto I fueron coordinados por él y en la cúpula por otro Paco (nombre de guerra: B.....).
Con el record de 117 ³funcionarios varios² secuestrados, años después le daban palmaditas: ³ojalá si nos toca otro secuestro estes tú, que eres un caballero². La verdad es que querían hacer trocitos a algunos carceleros.
En una fuga de Málaga abatió a un madero que llegó a empotrar una de sus balas en el techo; se joda el pistolero. Si te encañonan con un arma, mejor no hacer el imbécil.
En otra ocasión, en un espectacular motín en Ocaña, atacaron con cócteles las garitas de los picos. Liaron una del carajo. Montón de guindas pillaos (muchos guardias secuestrados). Tuvo que acudir el director general a negociar y casi lo atrapan también a él.
Constantes reivindicaciones, huelgas de hambre, autolesiones, centenas de denuncias que jamás prosperaron.
Años y años en régimen especial FIES sin dejar de luchar. En Fachadolid intentaron gasearlos. A las dos y media de la mañana se despertó uno y había un olor tóxico de la hostia. Menos mal que pudo despertar a sus compañeros, que hicieron tal ruido en la cárcel que no podrían haberse escondido los malditos fascistas. ³Noo... es que parece ser que un disolvente se cayó junto al tubo de aire para la calefacción². Pa cagarse.
Huyó de Cartagena descolgándose de un último muro de 12 metros. Se quedó sin cuerda y al saltar se fracturó el tobillo y la tibia a lo largo. Pese a esto logró huir y curarse. Lástima que esta grave lesión estuviera causándole dolores durante años. Eso sí, más estoico que la leche, nunca se quejaba. Antes de morir, para intentar huir de Valencia se llegó a alojar un ³misil² (pincho más o menos grande que se utiliza para autolesionarse y reivindicar) sobre el corazón, parte de un motín.
En fin, de hecho y de palabra abogaba por la libertad. Gran compañero, amigo de sus amigos y muy enemigo de ³el enemigo². Ideológicamente estuvo en las filas de la Idea.
Pagados 23 años, cansado, sólo, sin esperanzas, nos escribió a sus compañer@s disculpándose y despidiéndose. Otro crimen de estado.

¡¡ SEGURO QUE LA TIERRA ESTÁ SIENDO LEVE CONTIGO, FRANCISCO ORTIZ JIMÉNEZ!!

José María Pirla Oliván.
C.P. Albolote. M-5
18.080 Albolote - Granada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada